El packaging como herramienta de marketing

En TBO Consulting siempre estamos al tanto de las mejores herramientas de marketing para aplicarlas en tu negocio. Y una de estas herramientas no es precisamente nueva, sino que tiene que ver con el packaging de los productos. ¿Sabes que es una potente herramienta de marketing?

Packaging: una de las mejores herramienta de marketing

Aunque el packaging como tal no es algo nuevo, sigue siendo una herramienta de marketing infalible a la hora de vender los productos. Porque una buena presentación puede hacer que se venda solo.

Es una realidad que el consumidor tiende a comprar cosas que ‘le entran por los ojos’. También para regalar suele optar por kits o sets que resulten atractivos y que armen. Por ello cada vez más empresas invierten en buenos packaging.

Teniendo en cuenta que los consumidores toman la decisión de compra en cuestión de segundos, un buen packaging podría hacer que eligiese ese producto respecto al de la competencia.

En este caso, la estrategia de marketing que se sigue es la de un packaging promocional como herramienta de marketing y de comunicación. Una imagen atractiva logrará llamar la atención entre las estanterías de las tiendas y si además el producto es de calidad y efectivo, “se venderá solo”.

El packaging promocional es perfecto para fechas especiales

Un packaging promocional no permite solo renovar la imagen de un producto para llamar la atención entre los consumidores, sino también destacar en distintas situaciones; como por ejemplo aportando un valor añadido incorporando sorteos, regalos, ofertas o una personalización segundo la fecha.

Si estamos en Navidad, un packaging navideño podría ser clave. Si estamos en San Valentín incorporar corazones y motivos románticos podría darle un plus. Y así con todo. Por eso cada vez más empresas optan por los packagings especiales de edición limitada, para ofrecer un producto más exclusivo y vendible.

El packaging es una potente herramienta de marketing y se ha demostrado que influye en la decisión de compra del cliente. Por lo que si quieres atraerlo a tus productos y destacar frente a los competidores, ¡invierte en él!

Con un buen equipo de diseñadores, con publicidad y ofreciendo un producto de calidad que satisfaga al usuario, lo tendrás todo hecho. ¿Hablamos?