Qué debes hacer y qué no debes hacer ante una crisis reputacional

En ciertas ocasiones, es bastante habitual que las organizaciones caigan en situaciones complejas que puedan llegar a dañar no solo al propietario de las mismas, sino a todos sus empleados en general.

Por ello, frente a cualquier circunstancia adversa, debe existir una estrategia de respaldo que evalúe las técnicas y métodos necesarios para determinar qué se debe hacer y qué no ante una crisis reputacional.

Si quieres descubrir cómo tener nuevamente el apoyo de tu público interno y externo, ¡sigue leyendo!

3 Consejos para saber qué hacer

Cualquier acción, comentario o, incluso, mal servicio, puede perjudicar gravemente la reputación de una organización y no olvides que de ella depende la continuidad en el mercado:

  1. Autoanaliza la situación. Ante cualquier problema, lo primordial es no entrar en pánico y analizar detalladamente la situación completa, determinando ciertos parámetros como: la gravedad de la crisis reputacional, la interpretación de los medios y el público objetivo.
  2. La comunicación es la clave.  Tras conocer la causa concreta que ha ocasionado el quiebre, deberás comunicarte con todo el personal para transmitirla. En conjunto, será posible centralizar y ejecutar las acciones necesarias, pero sin olvidar registrar cada detalle, elección, respuesta externa y feedback.
  3. Habla con tu público. Ofrécele una respuesta oficial, certera y que responda todas sus dudas frente a dicho problema, pero de manera sutil y correcta; de lo contrario, las personas se sentirán ignoradas ante su reclamo.

3 Consejos para saber qué NO hacer

Tienes que saber los aspectos que debes evitar a toda costa para no agravar la situación en la que ya te encuentras:

  1. Creerte más listo que el problema en sí. No todas las empresas trabajan con los mismos recursos, ni existe una guía ideal para resolver dicha situación. Por ello, no debes dar por sentado absolutamente nada.
  2. Pensar que se resolverá sola. Guardar silencio o mantener un perfil bajo ante un hecho que esté afectando a tu compañía puede, en cierto modo, empeorarla y crear desinformación en el mundo digital.
  3. No disponer de un personal cualificado. El personal a cargo debe ser un digno representante de tu compañía, tener capacidades comunicativas y ser experto en el media training.

Solventa las crisis reputacionales de tu compañía con TBO Consultoría

En TBO Consultoría tendrás a tu disposición una alta gama de personal cualificado que se encargará de aumentar la visibilidad de tu marca, superar la caída empresarial, crear reputación, comunicar nuevas ideas y lograr la interrelación que necesitas.

¿A qué estás esperando para contactarnos? ¡Te esperamos!